FANDOM


La Quinta República
Creador B-52 Jornet
Web Creador de Historias
Saga -
Anterior
Siguiente La Quinta República: Parte 2
Datos Más datos

El Segundo ImperioEditar

La Primera República fue alzada en el 4095, Fue sucedido por la Segunda República, dirigido por el Presidente del Senado. Apareció luego la Tercera República, Pero por razones de política tuvo que fundarse la Cuarta República, La Cuarta República fue disuelta por la dictadura de Jalal y de Oshan y se funda el Primer Imperio. Tras la muerte del rey Jalal y Oshan, Fue sucedido por el Segundo Imperio, Cuando el general Kebet toma el poder, Al llegar 4160, Kebet fallece y es sucedido por su hijo Janan. Después de 6 años, Los aldeanos decidieron enfrentarse contra la monarquía frente a frente.

Capítulo 1Editar

Era un día nublado, Las nubes ocultaban el radiante sol de otoño. En las calles no había nadie, Ni comerciantes, Ni oficiales de policía. Pero habían gente en las profundidades, Debajo de los suburbios del imperio, Había una ciudad subterránea para ocultarse de los guardias paramilitares. Los ciudadanos se habían reunido a la plaza central.

—Bien, Nos hemos reunido aquí para enfrentarnos contra el Emperador Janan, Él nos ha hecho vivir aquí en el subterráneo, Y cree que tenemos miedo de él, Pero está equivocado—dijo Gormos levantando sus dos brazos hacia el cielo—Si desaparecemos al emperador Janan, Fundaremos la Quinta República y todo será como antes. Seremos ciudadanos que pueden votar, Que tienen todo tipo de derechos y garantías.

—Pero la Corporación 66 protege al emperador como si fuese una joya—dijo Joram—Será mejor dejarlo así, No queremos problemas.

—Tranquilo, Joram—Gormos estaba sentado en su gran silla de color dorado—Según mis cálculos, Estoy seguro que el pueblo ganará ésta batalla, Estoy muy seguro.

—Quisiera que me respondas esto, Gormos—levantó la mano el teniente Aser—¿Qué pasaría si perdemos la batalla e invaden nuestro territorio subterráneo?

—El coronel Isaquer preparará todo tipo de armas y soldados para hacer la segunda oleada—respondió Gormos con seguridad—100% absoluto de que ganaremos ésta batalla.

Al finalizar la charla, Los civiles volvieron a sus hogares, Aser, Isaquer y Joram se levantaron de sus asientos y se dirigeron a donde estaba Gormos, Que estaba seguro de su victoria.

—El emperador Janan es muy poderoso—dijo Isaquer con mucha preocupación—Además, Tiene soldados especializados en técnicas de batalla y armas con mucha tecnología, Creo que vamos a perder.

—No tengamos el pesimismo en nuestras mentes, generales—Gormos dio palmaditas en el hombro de los tres hombres—He estado madrugando durante dos días pensando cómo podríamos derrocar al emperador, Y resultó que el plan era sencillo. He preguntado a los sabios de la ciudad y me han respondido con un "sí". Así que tuve el privilegio de descansar y dejar de preocuparme por el evento justiciero.

—Quiero que pienses otra vez—dijo Joram—Tal vez tus planes están incompletos o incorrectos, Nada se puede resolver con solo un chasquido.

—Si ustedes no confían en mí, Me temo que tendrán que retirarse de aquí—Gormos señaló la salida—Éste lugar es de libre pensamiento, Todos tienen el derecho de pensar lo que quieren, Si ustedes piensan que perderé, Bueno. Está bien, Tendrán la razón. Pero yo estoy pensando de que ganaré y pasará.

—Tus palabras están enroscándose como fibra—dijo Isaquer—Tal vez tendrías que pensar como nosotros, "Perder contra una potencia".

Capítulo 2Editar

—¡Su Majestad, El Gran Monarca del Segundo Imperio: Janan!—gritaron los funcionarios.

Apareció el emperador Janan con su gran capa y su espada de oro en su cinturón, Unos laureles de oro en su cabeza y el cetro imperial. Janan se veía como un Emperador romano, De hecho. Quería seguir ese concepto.

—No entiendo nada—dijo Janan—¿Por qué la gente me odiará? Han pasado solo 6 miserables años sin hacer nada y me llaman "tirano".

—Quizás es por ser el hijo del malvado dictador Kebet—dijo Juzes—Los aldeanos creen que usted se convertiría en un malvado tirano por su padre, El antiguo Emperador Kebet. Pero nosotros y la Corporación 66 lo apoyará hasta la muerte, Su Majestad.

—Claro que sí—afirmó Zand—De hecho, La Corporación 66 ha dado su cuerpo para defenderlo, Su Majestad. Así que no se preocupe. De hecho, Para que sus preocupaciones desaparezcan, Hemos mandado a un espía a las profundidades de los suburbios para extraer información allí.

—¿Los aldeanos han construído una ciudad debajo de la tierra? ¿Qué clases de personas son?—Se preguntó Janan.

—Los aldeanos decidieron preparar una revolución dirigido por un tal "Gormos", Éste hombre dice que tiene una estrategia para poder vencernos—dijo Jorás—Pero creo que no va a funcionar.

—¿Cómo que no va a funcionar? Éstos aldeanos cada vez son más inteligentes, Saben organizar todo—dijo el emperador apoyando su mandíbula en la palma de la mano—¿Tienen un plan para solucionar ésto?

—De hecho, No tenemos ningún plan hasta ahora—dijo Juzes.

—Entonces, Quiero que manden a unos asesinos a las profundidades para que asesinen a ese líder manifestante Gormos, Seguro que si Gormos muere, Ya nadie dirigiría los manifestantes—El emperador se levantó—Quiero que dos o tres asesinos bajen a las profundidades y maten a ese Gormos, ¿Entendido?

Los funcionarios hicieron una reverencia y se retiraron, Janan se quedó solo pensando.

Capítulo 3Editar

—Maestro Antanas, ¿Cómo hago para vencer a los imperiales?—preguntó Gormos arrodillándose frente a su maestro de batallas.

—Lamentablemente no podrás enfrentarte contra el gobierno, Aunque tengas una legión de 10 millones, Igual no podrás, Todo por la Corporación 66, Ésta orden militar también es una corporación que fabrica armas nucleares, Seguro que el emperador Janan está armado hasta los dientes—respondió el maestro Antanas, El maestro Antanas era un anciano más o menos de 85 años y estaba encapuchado.

—Prometí a los sublevados que vencería a Janan, No los puedo defraudarlos, ¿No cree?—preguntó Gormos, Se levantó del suelo de hierro y se quitó el polvo de su manto dándole palmaditas.

—Tendrás que defraudar a tu pueblo, Gormos. ¿Por qué te sentiste tan seguro de que ibas a ganar? La soberbia te ha hecho esto, Ahora te van a matar los imperiales y los sublevados, Te recomendaría que prepares tus cosas y partas de la Ciudad Subterránea—El maestro Antanas se levantó de su asiento y le sacó el cetro y lo guardó en un cofre de oro—Vas a partir mañana.

—Maestro, Jamás me voy a rendirme, Voy a vencer a Janan aunque tenga armas nucleares y sea protegido por una orden militar muy poderosa, Tengo el optimismo en mi cuerpo y sé que ése optimismo no saldrá de mi interior.—Gormos se arrodilló otra vez y apretó bien fuerte un extremo de la capa de su maestro.

—Te he dado mi consejo, Y ese consejo es que te rindas. No entiendo, Desde que eras mi aprendiz, Siempre escuchabas mis palabras y las cuidabas como si fuese un legado. Pero ahora veo que te has vuelto un hombre rebelde, Te lo repito otra vez: Ríndete—Antanas le quitó el extremo del manto y se retiró.

Gormos salió del Templo y vio a toda su gente gritando felizmente con carteles de "Viva Gormos" y fuegos artificiales. "Viva Gormos, Nuestro nuevo cónsul" gritaban la gente, Cosa que a Gormos le parecía incomodo y preocupante.

—Tranquilo, Pueblo mío—dijo Gormos levantando sus dos brazos hacia el cielo—-He preguntado a mi maestro, El capitán Antanas sobre la guerra entre los imperialistas y los revolucionarios, Y me ha respondido con un "Sí" fuerte, Significa que ganaremos y venceremos al emperador Janan.

—¿En serio?—preguntó Joram—¿Es en serio que el maestro ha dicho que ganaremos?

—Sí, Y me lo ha dicho con una sonrisa—respondió Gormos con cataratas de sudor en la cara.

—¿Por qué estás sudando? Si vamos a ganar la batalla, El Maestro Antanas es el psíquico más exacto que ha existido en la historia de los sublevados y jamás se ha equivocado, Ha acertado todo tipo de eventos y resultados. Por eso se lo llamó "El Oráculo"—dijo Aser.

Cuando Gormos se despidió de su amado pueblo, Entró a la casa largando lágrimas. Caían uno por uno, Parecía una canilla medio en cerrar.

—Gormos está llorando—dijo Isaquer—¿No será que todo es mentira?

—¿Mentira? Puede ser que esté llorando por la felicidad—exclamó Aser—El oráculo ha dicho que vamos a ganar y ganaremos.

Los tres hombres entraron a la casa y miraron el suelo mojado por las lágrimas del jefe revolucionario, Las lágrimas en el suelo llevaron a los tres a un salón, Abrieron la puerta y se encontraron con Gormos sentado.

—¿Qué sucede?—preguntó Joram

—Solo quiero que tomen asiento—respondió Gormos con los ojos rojizos—Hay una noticia completamente trágica para nuestro ejército.

Los tres hombres tomaron asiento como si no pasara nada.

—He ido a hablar con mi maestro, El oráculo Antanas, Y me ha dicho que vamos a perder la batalla. Aunque tuvieramos como 100 millones de soldados, Igual perderíamos—Gormos se dio una cachetada.

—¿Has mentido a tu pueblo?

—Sí, Ahora me van a ejecutar por traición—Gormos se arrodilló frente a sus compañeros—Quisiera pedirles perdón por lo hecho, Ahora tengo que resolverlo todo yo solo.

Capítulo 4Editar

—Emperador, Hemos atrapado al Cónsul—dijo Jorás empujando al cónsul rebelde hacia las manos del emperador.

—Perfecto—respondió el emperador con una sonrisa—Estoy seguro que el Cónsul nos dará todo tipo de información acerca de los sublevados en el sector subterráneo.

El emperador Janan hizo una seña y los generales empujaron al cónsul de los sublevados a la silla eléctrica, Donde el interruptor de electricidad lo controlaba Zand. El emperador y el resto de los generales ingresaron a una sala donde se veía al cónsul sentado a través de un cristal, Encendieron las cámaras de seguridad y otra cámara que filmaba al cónsul.

Juzes encendió el micrófono y la cámara que filmaba.

—Jaztlat Pripiat—gritó Juzes—Usted está sentado en una silla eléctrica y está siendo filmado por una cámara que lo enviará en vivo a la ciudad subterránea, Para que Gormos y todos los revolucionarios vean como su líder militar y espiritual sufre a traves de grandes cantidades de voltios.

—Ustedes no van a derrotar a la Alianza Republicana—dijo el cónsul con poca fuerza—Los sublevados están seguros de que van a ganar, El maestro Antanas lo predijo todo.

—Todos los seres vivos saben que Antanas ha muerto hace como 1000 años, Es imposible que siga estando vivo, Los antiguos diarcas: Jalal y Oshan asesinaron a Antanas en una batalla a muerte en el Volcán Pripeth, Donde Antanas por error cayó a la lava—dijo Jorás por medio del micrófono.

—Es imposible, Gormos ha hablado con Antanas y dijo que íbamos a vencerlos—El Cónsul estaba un preocupado al escuchar las palabras de Jorás.

Juzes no aguantó los nervios y jaló el interruptor con fuerza, Se veía al cónsul gritando como loco recibiendo los voltios. El emperador Janan veía a la víctima sonriendo. Hasta que Juzes apaga el interruptor.

—N-no... No pueden vencer a la República—dijo el cónsul escupiendo sangre.

—La Quinta República jamás se va a declarar—burló Janan y encendió el interruptor empujando a Juzes.

De repente el interruptor dejó de funcionar, Y el emperador ordenó a Jorás para que revise las máquinas. Después de revisar las máquinas y no encontrar nada, Janan mandó a Jorás a revisar la silla eléctrica.

—Emperador, No hay errores en la sala, Quizás....

El emperador encendió el interruptor lo máximo hasta que Jorás y el cónsul fallecieron.

—Emperador, ¿Por qué ha asesinado a Jorás?—preguntó Zand mirando el cadaver de su compañero en el suelo.

—Ayer a la noche soñé que Jorás se apuñaló la espalda con una estaca, Sonriendo como idiota. Tenía el emblema de la república en su pecho y parecía no estar arrepentido en traicionar al imperio—respondió Janan—Además, No era un excelente militar.

El emperador ordenó a los generales a retirar los dos cuerpos y llevarlos a las alcantarillas.

Capítulo 5Editar

—Emperador Janan, Hemos destrozado todas las repúblicas pequeñas que rodeaba el imperio. Hemos eliminado a 27 repúblicas en total y aproximadamente 2 millones de ciudadanos—dijo el almirante Tuan, Que estaba parado en medio de la sala mirando al emperador, Que estaba mirando hacia abajo.

—Perfecto, Eso es un mensaje de atención para esos rebeldes, Hemos estado siendo presionados por esos revolucionarios durante mucho tiempo—dijo Janan sacándose la capucha encima—¿Qué hay de nuestros soldados? ¿Están todos bien?

—Claro que sí, Emperador—afirmó Tuan—Solo 24 soldados han muerto, Eso es progreso. En la anterior batalla habíamos perdido como a 100.000, Y habían grandes manifestaciones de familias pidiendo el regreso de sus hijos.

—Los soldados de la antigua guerra eran unos imbéciles, No sabían controlar un rifle o una espada—burló Janan.

Juzes y Zand se acercaban de inmediatamente.

—El senador vitalicio Palpus quiere hablar con usted, Si es que tiene tiempo—dijo Juzes.

—¿Son graves noticias o buenas noticias?—preguntó Janan.

—El senador nos había dicho que quería ver al emperador, Y eso hicimos—dijo Zand.

El emperador dio una reverencia al almirante Tuán y se dirigió a la Cámara del Senado, Donde allí se encontraría su maestro: El senador Palpus.


El Emperador Janan y sus generales se dirigeron al balcón del palacio real para charlar con el senador Palpus, El senador Palpus estaba encapuchado y con una espada en su cinturón.

—Senador Palpus, ¿Qué sucede?—preguntó el emperador.

—El pueblo está en contra tuyo—dijo el senador Palpus observando las estrellas.

—No entiendo, Senador. ¿Qué me está diciendo?—El emperador estuvo confundido.

—El hambre ha invadido el imperio, Cada minuto muere una persona—Palpus miró a Janan enojado—No entiendo, Eres terrible dirigiendo un estado, Prefiero a tu padre Kebet en vez de un jóven sin habilidades.

—Yo tengo las mismas habilidades como mi padre, Sé como dirigir un gran imperio. No me mires como un imbécil, Palpus—dijo el Emperador.

Palpus decidió detener la pelea acercándose un poco al emperador.

—Yo sé como solucionar éste problema—dijo el senador Palpus dándole palmaditas en el pecho de Janan—Quiero que me nombres como primer ministro del Segundo Imperio.

—¿Primer Ministro?—El emperador se quedó quieto y callado—Creo que eso no va a poder suceder, Usted ya es el Presidente del Senado, Con eso basta.

—SI me nombras como Primer Ministro todo ese problema sobre la hambruna va a desaparecer, Encárgate de lo militar mientras yo dirijo lo económico y religioso—dijo el senador.

—Antes que nada necesitará la aprobación del consejo del imperio para poder convertirse en el Primer Ministro—dijo Janan.

—¿Aprobación del Consejo Imperial?—preguntó Palpus—Está bien.

Capítulo 6Editar

Joram y Antanas caminaron por los pantanos de la ciudad subterránea, Los dos estaban bien abrigados ya que en las alcantarillas hacía más o menos 4 grados.

—No entiendo nada de la naturaleza, En la tierra firme hace como 18 grados mientras que en las alcantarillas hace como cuatro grados, ¿Eso es posible?—preguntó Joram a su maestro.

—Pues claro que eso es posible, Joram—respondió Antanas con su bastón.

—¿Qué estará haciendo la Corporación 66 para poder vencernos?—preguntó Joram otra vez esquivando la humedad del pantano—De seguro estarán haciendo estrategias para invadir nuestro territorio.

—Nada que ver con tus expectativas—dijo Antanas—Según mi predicción: Los generales de la Corporación 66 están haciendo una reunión en alguna parte de la tierra firme, Creo que están designando a alguien como mandatario.

—¿Designando emperador?—preguntó Joram.

—Creo que están eligiendo un segundo al mando en la corte real de Janan—repondió Antanas tocando su barba.

De repente se escucharon llantos de bebé. Antanas y Joram caminaron hasta llegar a un gran árbol, Donde allí estaba atado el bebé al revés. Antanas disparó con su arma la cuerda que ataba el tobillo del bebé y logró sostener al bebé con seguridad.


—Isacher, Por favor tráeme al sacerdote-emisario—dijo Gormos, Isacher le respondió con una reverencia y se marchó corriendo. Después de 10 minutos vino el Sacerdote-Emisario.

—¿Qué sucede, Señor?—preguntó el sacerdote.

—Quiero que le envíes ésta carta al Emperador Janan—Gormos le dio un sobre con el sello de la Alianza Republicana.

El sacerdote lo recibió y dio una reverencia.

Capítulo 7Editar

Palpus fue nombrado como Primer Ministro con el 67% de la aprobación de los ministros. Un día, Janan y Palpus estaban en la Cámara del Senado, Después de unos minutos se acercó Zand con una carta.

—¡Emperador!—gritó Zand—¡Una carta de los sublevados!

Todos los senadores y los dos dirigentes se levantaron de sus asientos.

—Dame la carta—pidió Janan.

Zand caminó hacia el asiento donde estaba el Emperador y se lo dio. La carta era un pergamino de color amarillo con el sello de los sublevados.

"Segundo Emperador de la Dinastía Kebet: Janan, Su gobierno monárquico ha aumentado el número de sublevados en la población del 2do Imperio, Yo, Gormos, Y un grupo de generales vamos a desafiarlo a una guerra entre dos bandos, Fundaremos la Quinta República después de la abolición de la monarquía absoluta y de la jerarquía social. Vamos a pelear en la provincia de Qaboos.

Atentamente, Gormos".

—¿Y que sucedió con los asesinos que mandé para matar a Gormos? ¿Acaso se fueron de viaje?—preguntó el Emperador a sus senadores—¡Quiero ahora mismo a los generales!

De repente los tres generales se acercaron hacia Janan.

—Juzes, ¿Qué sucedió con los tres asesinos que mandaste para matar a Gormos? ¡Se supone que ya debería estar muerto!—Se quejó el Emperador.

—La ubicación de la escotilla de entrada a la Ciudad Subterránea es desconocida, Los asesinos no tienen habilidades de encontrar cosas, Su Majestad—respondió Juzes.

—No importa, Janan—dijo el almirante Tuán—Los soldados vencen al número de sublevados allí en el subterráneo. Hay probabilidad de ganar.

—Es cierto, Nuestra cantidad de soldados supera la cantidad de habitantes allí—dijo Zand.

—Voy a confiar en ustedes—dijo Janan mirando el techo—Quiero que preparen a todos los soldados y a los soldados elite de la Corporación 66 hacia la provincia de Qaboos.

Capítulo 8Editar

Después de declarar la guerra al imperio, Los generales se reunieron en la Mesa Redonda para charlar un poco.

—Gormos, No entiendo lo que has hecho—dijo Aser—Íbamos tan bien y luego declaras la guerra al imperio, Encima que el maestro Antanas predijo nuestra derrota en la guerra.

—La primera respuesta que le di al maestro después de su predicción era que cueste lo que cueste ganaremos, Aunque nos enfrentemos con grandes obstaculos, Ganaremos. Supliqué al maestro para que pueda cambiar el futuro, Pero éste lo prohibió, Creo que el dios no dejó a Antanas que lo cambie—dijo Gormos.

—Tienes una vanidad sorprendente—dijo Joram, Luego saca un canasto—Miren lo que he encontrado, Era un bebé. Éste niño estaba colgado en un árbol y tenía los dos tobillos atados en una rama, Tiene algo que ver con el mito de Edipo.

—Interesante, Éste niño tuvo suerte—dijo Isacher—Dime acerca de lo sucedido.

—Íba caminando hacia el pantano subterráneo con el maestro Antanas y escuché los llantos de éste suertudo niño, Caminamos los dos hasta llegar a un gran roble podrido. En una de sus ramas había un chico colgando con los tobillos atados y allí me di cuenta de que era una señal, Pero no entiendo qué señal—respondió Joram.

—¿Y qué le vas a poner de nombre?—preguntó Aser.

—Lo llamaré Tristán, De hecho. Va a ser el próximo general que nos suceda después de nuestra muerte—dijo Joram arropando a su nuevo "hijo".

—Basta de charla sobre el niño y comencemos con las estrategias, He escuchado que los soldados de la Corporación 66 protegen toda la provincia de Qaboos, Cosa que eso es terrible—dijo Gormos preparando un mapa del imperio.

—Qaboos es una provincia guerrera, La primera provincia productora de armas de última tecnología. Eres un tonto, Gormos. Has elegido la provincia equivocada—dijo Aser.

—Nada de eso, Si logramos conseguir la provincia de Qaboos en las manos de los sublevados. Conseguiremos todo tipo de armas para atacar, ¿No crees que es una buena idea?—Gormos quedó fascinado con lo que dijo.

—El número de soldados que tiene la Corporación 66 es de 100.000 soldados, Mientras que nosotros solo tenemos 1550. ¿Qué hacemos?—preguntó Aser.

—Pues, Creo que debemos utilizarlos cuidadosamente, Tendremos que utilizar nuestra inteligencia para obtener la provincia de Qaboos.


—Unas palabras para nuestro Líder revolucionario, Gormos—dijo Isacher por el micrófono, Muchas personas aplaudieron cuando salió Gormos para dar un discurso.

—Queridos habitantes sublevados, Nos hemos reunido aquí solo por una razón: La Guerra contra el Imperio, Ésta guerra dará una nueva página para nuestra historia. Seremos conocidos como los Padres de la Revolución y seremos victoriosos. Aunque tengamos poco ejército, Tenemos la valentía y habilidad. No nos preocupemos por las cosas que tienen los enemigos, Sino que preocupemosnos por el punto débil de los soldados del Imperio y del mismo Emperador—Todos aplaudieron a Gormos.

De repente, Los asesinos de Juzes aparecieron por detrás de Gormos y lo apuñalaron, Todos los sublevados gritaron y los guardias empezaron a actuar en acción, Atraparon a los espías y se los llevaron, Mientras que Joram levantó a Gormos y el hijo de Joram vio lo sucedido.

—Gormos, ¿Te encuentras bien?—preguntó Joram hacia el herido.

—Creo que voy a morir, No entiendo. Todo iba bien hasta que tres hombres me clavan tres espadas en la espalda, Me siento un poco cómodo en el suelo, Siento que todas mis preocupaciones bajan al abismo—dice Gormos arriba del gran charco de sangre.

Tristán, Empezó a gatear donde estaba el charco y tocó por primera vez la sangre de humano, Las manos rojas de sangre las tocó en la boca y empezó a jugar con ella. Joram lo sacó del balcón y lo llevó a su cuarto, Y de inmediatamente mandó a sus médicos para que se lleven a Gormos al hospital.

Capítulo 9Editar

Después del atentado, Juzes, Tuán y Zand estuvieron sentados, En la sala había un foco de luz que iluminaba toda la zona, Estaba vigilado por guardias de la Corporación 66 y de tripulantes del Almirante.

—Los revolucionarios son muy fuertes, Tienen futuro. Hay una chispa que invade mi cuello diciendo de que hay probabilidad que ellos ganen—dijo Tuán rascándose el cuello.

—Además, Qaboos es una provincia guerrera, Es la primera provincia en producción de armas de última tecnología, Por suerte Qaboos está en nuestro bando—dijo Zand.

—Es una simple provincia—Juzes puso los pies en la mesa—Qaboos es una apestosa provincia que no hace nada, Solo por ser una provincia guerrera no es un signo de valentía.

—Tienes razón, Juzes. Qaboos es solo una simple provincia—Zand obligó a Juzes que baje los pies de la mesa.

—¿Qué hay de la Corporación 66?—preguntó Tuán.

—La Corporación 66 va progresando, Más de 550 soldados se han unido. Tenemos todo tipo de armas y soldados, Hay probabilidad que ganemos—respondió Juzes.

—Señores, Hagamos una alianza entre nosotros, Con el emperador no se puede confiar—Zand se levantó de su asiento—Si el Emperador muere, Palpus puede suceder el cargo. Para que eso no suceda, Vamos a crear el Triunvirato, Integrado por nosotros tres. Si Janan muere, El triunvirato sucederá el cargo y seremos los superiores.

—¿Piensas dejar de lado al Emperador?—preguntó Tuán a Zand.

—No estoy planeando dejar solo al emperador, Sino para evitar que Palpus asuma como nuevo emperador, Creo que con ser Primer ministro bastará—respondió Zand.

—Creo que voy a unirme a tu plan, Pero con el fin de dejar solo a Janan—dijo Juzes levantándose de su asiento.

—¿Qué estás diciendo? Eres la mano derecha del emperador—Tuán mandó a sentar a Juzes.

—Después de la muerte de Jorás en la cámara de la silla eléctrica, Decidí no confiar más en el emperador ¿Cómo se atreve a traicionar a un general suyo? Desde ese momento estuve en el bando neutral, No apoyaba al emperador ni a los republicanos—respondió Juzes.

—Es cierto, Si Janan no hubiese jalado esa palanca, Jorás ya estaría vivo ¿Qué estará haciendo Jorás ahora mismo? De seguro ardiendo en el infierno—dijo Zand.

—Bueno, Creo que yo también acepto la propuesta, Pongamos nuestras manos en el centro de la mesa—dijo Tuán, Los tres pusieron las manos en el centro de la mesa.

—Jamás nos traicionemos, Seamos unidos, No nos rindamos y jamás nos separemos—dijo Zand y obligó a que los dos repitan.

Capítulo 10Editar

Después del atentado sucedido, Las personas ya no salían de sus casas. 

—De seguro era un plan del emperador, Que amargado que es ese tipo—dijo Gormos en una camilla.

—Estás lastimado, Alguien te tiene que suceder—protestó Antanas—No puedes hacer tu trabajo en una camilla, Parecerás como un torpe.

—Quiero que alguien hábil y con fuerza me suceda el cargo durante un período determinado, Entre esos tres hombres no hay una persona ideal—decía Gormos mientras tocaba su espalda, Cada toque salía un gemido.


—Gormos está sufriendo de una grave herida en su espalda, Más o menos tendrá que descansar unas cuantas semanas, Él me ha dicho que elija a un nuevo líder temporal para que dirija al pueblo hacia la victoria—dijo Antanas.

A los tres generales no les interesaba el tema, Pero nombraron a Joram como Líder sustituto.

—Como líder temporal, Quiero que todas las tropas vayan a Qaboos para asentar un campamento—Joram se levantó de su asiento y se puso una túnica.

—¿Para qué quieres enviar a todos los soldados a Qaboos?—preguntó Antanas.

—Es un secreto, Maestro. Mientras yo y las tropas nos vamos a la provincia de Qaboos, Quiero que cuide de mi hijo Tristán, Edúquelo como si fuese su aprendiz para que se convierta en un guerrero sorprendente—Joram le dio el canasto de mimbre a Antanas, Y se retiró de la sala con los dos generales atrás.

Capítulo 11Editar

Los generales del imperio lograron llegar a Qaboos caminando, Qaboos era una ciudad desértica habitada por poca gente, Dedicada a la agricultura y la fabricación de armas nucleares. Un día el emperador Janan estaba montando en camello y merodeaba por las calles barrosas de la provincia, Las casas estaban hechas de hierro y de arena. Atrás suyo se encontraba un gran ejército de soldados con estandartes del emperador. Lamentablemente los qaboosianos no aceptaban a Janan, Lo insultaban y lo amenazaban.

—Emperador, No escuche las palabras de estos desgraciados—dijo Juzes tapando la cara del emperador.

—No importa, Quiero que ejecuten a todas las personas que me insultaron desde mi asunción al trono. Quiero que hagan una muerte lenta y dolorosa tal como lo hice al cónsul—respondió con ira.

—¿Para qué hacer esas cosas terribles?—preguntó Tuán—Es mejor ignorarlos y seguir con nuestro trabajo.

—¿No ves que esos tontos de Qaboos están insultando al Gran y Santo Emperador? ¡Es una malaeducación al Imperio del rey Kebet y a la Dinastía!—respondió Juzes.

Caminaron hasta llegar al ayuntamiento de Qaboos, También hecho con arena y hierro, Había un gran retrato del rey Janan pero bebé con el lema "Larga vida al Emperador". Cuando ingresaron se encontraron con el Gobernador Jarish, Un hombre barbudo de piel oscura que no estaba tan a favor con el imperio.

—Bienvenido a Qaboos, Su Majestad—dijo el gobernador Jarish al ejército imperial.

—Me alegra que por lo menos usted le trate bien al emperador, Los otros habitantes insultaban y escupían la presencia del gran político dominante—respondió el almirante Tuán estrechando la mano al gobernador.

—Entiendo, Han intentado derrocarme muchas veces para poder derrocar al emperador—dijo Jarish a Tuán.

Todos los soldados ingresaron al Palacio de Qaboos y se dirigieron a sus posiciones, Los comandantes ingresaron a la oficina de Jarish.

—Jarish, Ahora mismo diles a todos los habitantes que entren a sus casas porque va a haber una guerra violenta aquí en tu provincia—dijo Juzes.

—¿Una guerra? ¿Por qué justo en Qaboos? Podría ser en la capital o en el sur—Jarish estuvo un poco preocupado.

—Pregúntales a los sublevados, Ellos dijeron que habría una guerra en Qaboos—dijo Zand.

—Voy a cerrar las puertas de Qaboos para que los sublevados no ingresen para luchar, Quiero paz en mi provincia y me eligieron por eso—Jarish se levantó de su asiento y golpeó la mesa con mucha ira.

De inmediatamente Jarish mandó a todos sus guardias para que cierren las puertas de Qaboos y avisó a todos sus funcionarios que los sublevados iban a venir, Los funcionarios se pusieron las armaduras y preparon sus armas y se quedaron en las afueras de Qaboos para proteger la provincia junto con el gran grupo de militares de la Corporación 66. De repente apareció un funcionario con una cara feliz.

—General, Hemos apuñalado al líder de los sublevados—dijo el funcionario toqueteando su uniforme.

El emperador con mucha felicidad arrojó los papeles de Jarish por toda la oficina.

—Perfecto, De seguro que los sublevados se rendirán por la ausencia de su líder manifestante, ¿Sabes la ubicación de la base?

—Lamentablemente no—dijo el funcionario—Pero no son buenas noticias para nosotros lo de la ausencia del líder, Los revolucionarios nombraron a un líder temporal para dirigir.

—¿Qué?—preguntó Janan—¿Nombraron a un interino?

—Lamentablemente sí—afirmó el funcionario con tristeza—Se dice que es un experto en estrategias.

—Manden a asesinar a ese también, De hecho, Maten a todos los generales—chilló Janan.

El funcionario hizo una reverencia y se marchó.

—Por lo menos agradezca de que Gormos ha sido asesinado—dice Juzes tomando un vaso de agua.

—Pero dicen que lo han sustituido por una persona mejor—responde Janan con violencia—¿Qué hacemos?

—Llamaré a todos cazarecompensas para asesinar al nuevo líder—dijo Zand y se retiró.

Capítulo 12Editar

Joram mandó a todo su ejército a salir de las alcantarillas, Subieron la gran escalera de hierro, Abrieron la escotilla y salieron como pájaros saliendo de una jaula.

—Libertad, Dulce libertad—decían todos los sublevados al oler el aire fresco y no la fetidez del agua contaminada.

—Escuchen, Quiero que piensen como deben. No sean graciosos—dijo Joram levantando la espada de su antecesor Gormos—Iremos a Qaboos caminando y sigilosamente.

Los sublevados estuvieron vestidos con mantos de diferentes colores, Se taparon la cara y dejaron libres los ojos y la nariz, Se pusieron tatuajes delebles en sus caras con tinta negra y preparon sus armas, De hecho. Eran arcos y flechas, Joram quería la forma tradicional. Cuando Joram señaló el norte con la espada, Los revolucionarios comenzaron a marchar, Los ancianos, madres y obreros saludaron a los soldados con lágrimas y gritos.


—Joram, ¿Qué hay del Maestro Antanas?—preguntó Isacher.

—El maestro no estará aquí, Se va a molestar si nos ve dirigiéndonos a Qaboos—dijo Joram mirando el atardecer.

—¿Por qué?—preguntó Aser.

—El maestro Antanas predijo que íbamos a perder la batalla de Qaboos, Gormos me dijo que aunque perdamos, Igual peleemos. Así que estamos rompiendo las reglas de nuestro maestro—dijo Joram.

—Ah sí, Recuerdo eso—agregó Isacher.

Resulta que los tres hombres habían hablado en voz alta, Casi todos los soldados escucharon a Joram diciendo "El maestro Antanas predijo que íbamos a perder la batalla".

—Un momento, Joram ¿Vamos a perder?—preguntó un sublevado—¿Para qué vamos a pelear si igual vamos a perder?

Todos estuvieron de acuerdo con las palabras del soldado.

—Oigan, Aunque el maestro Antanas haya predicho la derrota de los Sublevados, Igual vamos a pelear. Gormos ya ha declarado la guerra a las espaldas del maestro—defendió Aser.

—Hay probabilidad de que Antanas falle—agregó Joram—Solo por escuchar a un anciano no significa que eso va a pasar, Nosotros mismos tenemos que averiguarlo.

Joram hizo señas con la mano y todos empezaron a caminar.

Capítulo 13Editar

Los senadores se reunieron en Qaboos. En la Cámara de Senado de Qaboos, El senador Palpus estuvo el escenario con su escritorio, Alrededor estaban sentados los senadores y había una pantalla que reflejaba la cara del primer ministro para que puedan ver mejor los senadores que están detrás de Palpus. 

—La primera reunión de senadores en Qaboos—dijo el Senador Palpus mirando su hoja—Otra reunión en Qaboos fue en la Segunda República, Pero lamentablemente la pobre república fue disuelta. Bueno, Vamos al grano. Estamos todos reunidos aquí para debatir el tema sobre el emperador Janan, Muchas personas dicen que el emperador no sabe dirigir el estado y que deberíamos firmar la declaración de la fundación de la república.

—Yo creo que Palpus debería solucionar la crisis—protestó el almirante Tuán—¿Cuál es la razón por la que te han nombrado como Primer Ministro? ¿Para rascarte la espalda?

—Nada de eso, Almirante—se defendió el primer ministro—Yo cumpliré mis tareas, Seré un excelente dirigente. Pero ahora estamos hablando sobre el emperador, Varias quejas sobre él han arrasado con nuestro gobierno.

—Creo que deberíamos derrocar al mismo Emperador y firmar la declaración de fundación de la república, Eso es mejor—dijo un senador.

—¿Usted cree que eso es correcto?—preguntó Juzes al senador—No hace falta disolver el imperio para solucionar la crisis, Necesitamos a un nuevo líder. Janan es el óxido de una placa de hierro, Debe haber como un "disolvente" para sacar ese óxido.

—Deje de patrañas con el óxido, General Juzes—protestó otro senador—Las palabras de ese senador fueron importantes, Debemos disolver el imperio y firmar la Quinta República.

—¿Quinta República?—preguntó Juzes con sarcasmo—Jamás firmaremos la Quinta República, Yo creo que deberíamos solo cambiar al emperador por otra persona.

Las personas gritaban y susurraban en la cámara, No se podían escuchar las palabras de Juzes y de los otros senadores.

—Órden en la Cámara del Senado—dijo Palpus dándole golpes a su escritorio con la mano derecha—He escuchado en alguna parte que los generales Juzes, Tuán y Zand han creado el Triunvirato, ¿Qué tal si nombramos al triunvirato como dirigentes del Imperio?

—El Triunvirato no se va a responsabilizar en el estado, Seremos una organización que defiende las ideas del líder, Nada más—dijo Juzes.

—Vamos a hacer una revolución en Qaboos pidiendo la renuncia al emperador, Y luego hablamos sobre quién será el nuevo líder, ¿Entendido?—ordenó Tuán.

Capítulo 14Editar

—Joram, Estamos sedientos—decían un grupo de soldados arrodillándose ante su líder.

—Lamentablemente no tenemos agua, Creo que debemos vivir deshidratados—respondió Joram con una sonrisa larga—¿Hay algo que aconsejan?

—De hecho, Tú tienes que pensar—protestó Aser—Eres el nuevo líder de los sublevados, Estás reemplazando al Gran Gormos que fue apuñalado por tres asesinos. Gracias a dios sigue vivo.

—¿En Qaboos existen los cáctus?—preguntó Joram a Aser.

—En Qaboos está rico de cáctus, Puedes encontrar una gran población de esas plantas en cualquier lugar—respondió Aser.

—Quiero que vayas con un grupo de gente para recolectar las pulpas de cáctus. Según dicen los científicos, El interior de cáctus nos puede hidratarnos como un vaso de agua—ordenó Joram, Aser hizo una reverencia y se fue de la tienda.


—¿Cómo se encuentra mi hijo Tristán?—preguntó Joram a Gormos por medio de holograma.

—Tu hijo por ahora está bien, Ha aprendido a caminar y a hablar, Creo que va a ser un buen líder después de tí y de mí—felicitó Gormos a Joram.

—Muchas gracias, Gormos. ¿Y tú como te encuentras ahora?—preguntó otra vez.

—El odio al imperio ha aumentado demasiado después del atentado, El doctor me ha dicho que no puedo moverme ya que los puñales alcanzaron a un nervio situado en la columna vertebral, Durante unos meses no podré estar en Qaboos, Asi que tú debes seguir dirigiendo a los sublevados—respondió Gormos.

Capítulo 15Editar

Cuando Joram y sus fuerzas invadieron Qaboos por el monte Licic, Los guardias no se esperaron de esa técnica. El sur de Qaboos fue tomado y el siguiente destino de los revolucionarios era el ayuntamiento.

Cuando los guardias del sur de Qaboos avisaron a Juzes y a los dos generales que la región sureña fue tomada, De inmediatamente el almirante Tuán mandó a todos sus tripulantes para vigilar el ayuntamiento y la región norte.

—No puedo creerlo, ¿Así de rápido?

Los tres generales decidieron no decirle nada al emperador, Que estaba en su siesta en la casa.


Los qaboosianos sureños festejaron por la independencia, Ya no dependían de un tirano sino que podían elegir a sus líderes y funcionarios. Cuando Joram pasó por las calles en su camello, Todos lo saludaron con papelillos y trompetas. El sustituto Joram saludó a todo su nuevo pueblo.


Cuando Janan despertó de su siesta, Los guardias golpearon la puerta e ingresaron al dormitorio.

—Emperador, Las fuerzas del sur han sido derrotadas por los sublevados. ¿Qué hacemos?—preguntó un guardia.

—Quiero que me preparen una fragata gigante para mí mismo junto con algunos de mis generales, Me iré a las tierras que se sitúan al otro lado del mar—respondió Janan manoseando su cara hinchada.

—¿Qué hacemos nosotros? ¿Morimos?—el otro guardia protestó.

—Quiero que protejan el norte de Qaboos, Abisenme cuando el sur fue reconquistado—Janan se levantó de su cama y se preparó para irse a las tierras del otro lado del mar.


—Almirante Tuán—llamó el guardia al almirante—El emperador es un embustero y tacaño.

—¿Qué sucede? ¿Cómo osan hablar así del emperador? Se supone que es nuestro líder político y militar—defendió Tuán al emperador.

—Ha pedido un barco para irse a las tierras del otro lado del mar para exiliarse, Mientras sus guardias combaten contra los poderosos rebeldes—se queja.

—Aunque sea así, Igual es una persona superior. Quiero que lo traten bien, Si lo tratan bien pues él los podrá tratarlos bien a ustedes.

El almirante Tuán se fue y los dos guardias se quedaron a contemplar el desierto.


Pasaron 3 días, Y el barco que había pedido el emperador vino con mucha velocidad. El emperador aplaudió cuando había venido el transporte.

—Perfecto, Ahora quiero que pongan la carga dentro del barco. Algunos guardias que me acompañen mientras que Tuán, Juzes y Zand se quedan aquí. Defiendan Qaboos hasta morir—dijo el emperador.

—Emperador, Lo que usted está haciendo es algo que hacen los líderes cobardes—Se quejó Zand.

—Yo soy el emperador, Hago lo que yo quiero—respondió el emperador con el mismo tono que había dado Zand.

—Yo creo que los pensamientos de Zand son correctos, Exiliarse a un estado lejano es una estupidez, Debería avergonzarse—defendió Juzes.

—Ustedes no pueden opinar, Quiero que ustedes defiendan Qaboos, Es una órden. Si no lo cumplen van a sufrir la pena de muerte—dijo el emperador y se despidió, El barco partió de Qaboos hacia las tierras lejanas.

Capítulo 16Editar

Los tres militares se reunieron en una sala junto con el primer ministro Palpus y con algunos senadores, Tenían que hacer planes para poder vencer a los sublevados, Que ya habían conquistado el sur de Qaboos.

—El emperador es un cobarde, Se ha ido sin pelear—dijo Zand golpeando la mesa con mucha ira—Quisiera ver su cara ensangrentada y su armadura incrustada de flechas.

—No puedes decir eso a un superior, Zand—defendió el almirante Tuán—Tú no sabes lo que ha hecho Janan por nosotros.

—¿Qué ha hecho el emperador por nosotros, Almirante?—preguntó Juzes.

—Obviamente ha dirigido el imperio en forma correcta y ha dejado que opinemos, Por lo menos vale la pena tenerlo como líder—respondió Tuán.

—Para eso hemos elegido a Palpus como líder, Desde ahora. Quiero que Palpus sea el encargado de guiar al imperio a la victoria—dijo Juzes.

—Escuchenme, Lo que vamos a hacer es algo serio. Tenemos que reconquistar la región sureña de Qaboos, Miles de nuestros hombres han muerto, Pero por lo menos tenemos las fuerzas sobrantes y la tripulación del almirante Tuán—dijo un guardia.

—El número de soldados sublevados superan el número de nuestros soldados, Creo que vamos a tener que rendirnos ante ellos y declarar Qaboos como un estado independiente—Tuán se quedó quieto después de hablar.

—¿Independencia de Qaboos?—Palpus se puso congelado—Eso no va a pasar, Almirante. Qaboos seguirá siendo territorio de los kebétidas y jamás se independizará, Si seguimos nuestro optimismo y energía de cooperativismo podremos dejarlos añícos.

—Aunque hagamos eso no vamos a poder ganar la batalla—burló Juzes al Primer Ministro Palpus—Los sublevados han sido entrenados por el mejor entrenador de la historia de nuestro estado: Antanas, Ése hombre ha vencido a los mejores luchadores y pistoleros en la Era Desértica del Imperio y en la Era de la Civilización del Este. Creo que vamos a perder.

—La Era Desértica del Imperio y la Era de la Civilización del Este ya son etapas antiguas, Ahora estamos en la Era en la que el Segundo Imperio se expande al máximo, Además. El maestro Antanas ya tiene mucha edad para luchar y más o menos no tiene la suficiente fuerza como para mover su muñeca—dijo Palpus.

—Senador y Primer ministro Palpus, La única solución será rendirnos. Acéptelo—dijo Tuán.

El senador Palpus no tuvo otra alternativa que aceptar las consecuencias y firmar la declaración de independencia de Qaboos, Lo firmaron los cuatro hombres y lo enviaron a la base militar de los sublevados para que festejen.

Capítulo 17Editar

Cuando los imperiales volvieron a la capital dejando Qaboos como un estado independiente, Se reunieron a la Cámara del Senado para discutir. 

—Qaboos siguiese siendo una provincia si Janan no fuese emperador—dijo un senador opositor.

—Janan se ha llevado todo el dinero del imperio para favorecerse a sí mismo y dejar a sus lacayos luchando como desgraciados—dijo Zand levantándose de su asiento.

—Ya está, dividamos el imperio en pequeñas ciudades estado, Cada ciudad-estado es dirigido por un grupo de senadores—dio una idea el senador Palpus.

Todos estuvieron de acuerdo y votaron por un sí, El 88,55% de las personas.


Palpus mandó a todos sus arquitectos a construir murallas para dividir las ciudades-estado. La construcción de las murallas duró 14 meses, En el 4167, Palpus inauguró los 17 ciudades-estado que reemplazarían el Segundo Imperio. Todos aplaudieron y vivieron una nueva sociedad.

Las 18 Ciudades-estadoEditar

Capítulo 18Editar

El conjunto de las 17 ciudades-estado (sacando Qaboos) eran dirigidos por el Primer ministro Palpus, Janan fue expulsado de su cargo como emperador y Palpus se convierte en nuevo gobernante.

Juzes, Tuán y Zand habían tomado la ciudad-estado que comunicaba con las tribus exteriores para expandirse, Era una estrategia planeada por el almirante Tuán y su conjunto de tripulantes.

—Me alegra de que Janan dejó de ser emperador, De seguro las 18 ciudades-estado progresarán y serán potencias mundiales en ausencia de Janan—dijo Zand.

La ciudad-estado juzésida (nombre sacado por Juzes) tuvo como actividad económica la agricultura, Juzes y los dos militares ordenaron a sus habitantes que tengan una parcela para cultivar ya que eso sería la única solución para balancear la economía. Los cuarteles estaban compuestos por los mejores entrenadores y guerreros. Un día Palpus decidió visitar la ciudad-estado ya que era aliado de los tres hombres.

—He venido para ver qué sucede, Las otras ciudades-estado van progresando. ¿Qué tienes de especial aquí?—preguntó Palpus al almirante Tuán.

—Pues, Todos los habitantes se han convertido en agricultores, La mayoría de los ciudadanos son guerreros y la mayoría de los guerreros son especializados—respondió Tuán puliendo su armadura.

—Me alegro de ello, Almirante Tuán—se alegró Palpus y se retiró.

Capítulo 19Editar

Cuando Zand se convirtió en líder de un estado por primera vez, Tuvo la vanidad y soberbia en su interior. 

—Hagamos nuestra máxima expansión a las tribus avásidas—dijo Zand con mucha soberbia en su interior.

—Será un objetivo fácil, Tienen mayor territorio pero pocos guerreros—Juzes aceptó lo que dijo Zand.

Juzes dejó a su compañero Zand para que mandara el ejército, Mandó a todas las tropas hacia las tribus avásidas para invadirlas, Cuando Zand hizo una seña, Los soldados marcharon hacia el destino. 


Los idrisíes eran una ciudad-estado guerrera muy poderosa que ya había invadido 3 ciudades, Se convirtió en la ciudad más grande que Qaboos y que todas las 13 ciudades-estado. Zand, Que aún tenía la vanidad dentro decidió invadir las ciudades-estado vecinos que eran débiles y pequeños. En solo 2 meses la ciudad-estado juzesida logró convertise en otra ciudad-estado poderosa.

Sobraron ya 9 ciudades estado, Después sobraron 6 ciudades-estado, Hasta quedar solo 3.

Las 3 Ciudades-estadoEditar

Capítulo 20Editar

—Su Majestad, Ya han quedado tres estados. Y nosotros somos los más débiles, ¿Qué deberíamos hacer?—preguntó un funcionario a Juzes.

—Mejor deberíamos conseguir más territorio. Nuestro estado no es tan extenso a comparación de nuestros rivales, Quiero que reunan todos los barcos y tripulantes. Los más fuertes serán los elegidos mientras que los más débiles servirán de ayuda—mandó Juzes.


Juzes mandó a todos sus tripulantes y hasta el mismo almirante Tuán a conquistar los territorios del otro lado del mar. Todos los tripulantes estaban en barcos inmensos con velas y todo tipo de tecnologías. Un día, El almirante Tuán estaba mirando las estrellas en su habitación, Hasta que vino el ministro Palpus con la cara enojada.

—Almirante, ¿Acaso se ha dado cuenta de lo que sucede en el barco? ¡Los tripulantes están haciendo apuestas ilegales en un barco dinástico!—Palpus estaba vestido con su uniforme de almirante.

—Déjelos, Ministro—respondió Tuán con una sonrisa pegada en la cara.

—Hay que lanzar a los tripulantes malvados al mar, Estoy cansado de que irrespeten las órdenes de sus superiores. Se supone que su deber es respetar y cumplir plazos.

—Cuando ellos mueran luego serán juzgados, Señoría. No quiero que esté involucrado en estos temas—el almirante cerró la ventana y salió de su habitación.

—Esos tripulantes le faltan mucho tiempo para llegar a la muerte natural. Tienen como 19 años, ¿Sabes?

—Después nos vamos a comunicarnos con sus padres sobre el tema, No quiero que se encuentre preocupado. Quiero que esté cómodo en este viaje de una semana.

—¿Una semana? Se supone que estamos en el 4167, La tecnología empieza a progresar. ¿Acaso este barco es del 2013?

—Pues, Dígale a los mecánicos que empiecen a trabajar más duro.

Capítulo 21Editar

—Señoría Palpus, Digame los informes del viaje de donde se encuentra—dijo Juzes mediante holograma.

—No estamos tan bien como parece, Los tripulantes del barco son muy violentos e inmaduros. Antes de que partan hacia aventuras arriesgadas creo que deberían graduarse en un correccionario profesional dirigidos por los mejores marineros serios de todo el estado—Palpus hizo un suspiro y entrecruzó sus dos brazos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar